Explicación del swing criollo

“sepamos ser libres, no siervos menguados” fragmento de nuestra patriótica costarricense, palabras, que llevamos en las entrañas, un sentimiento heredado, de nuestros antepasados campesinos, agricultores, negros, orientales y hasta españoles ya que tenemos una riqueza cultural multiétnica que busca la libertad de expresión, libertad de movimiento….

A diferencia de otras artes dancísticas, el swing criollo es un baile, donde tanto el hombre, como la mujer expresan su sentir, mediantes rebotes, brincos e improvisaciones propios de cada bailarín o bailarina, siempre al compás de la música, una posibilidad infinita de nudos, giros, acrobacias, cuya técnica solo la logran aquellos que son poseídos por el swing criollo.

No hay forma de describir mediante palabras, el furor, la conexión, la adrenalina, la pasión, que se siente cuando escuchas una cumbia, sí una cumbia bailada de la forma en el que el tico, sin querer, desarrollo una de las danzas más complejas que existen.

El buen bailarín de mayor experiencia, pone a prueba sus habilidades, bailando no con una, sino con dos, tres y hasta cuatro mujeres, con la misma solvencia y fluidez a como si estuviera bailando con una, a manera de mostrar sus habilidades al público, o bien para impresionar a las chicas.

Es un baile que atrapa tanto niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos, cada uno con su estilo único que lo caracteriza, unos lo brincan más, otros menos, lo cierto del caso es que el swing criollo te hace feliz, te mantiene en forma, mejora la coordinación motora, educa al oído y lo mejor es que es un baile para cualquier persona.

main page
www.000webhost.com